Nara & Osaka: tradición vs modernidad

Que Kyoto es la principal atracción turística de la region de Kansai (y de todo Japón) está más que claro… Solo hace falta que echeis un vistazo a nuestros anteriores posts y lo entenderéis. Pero a apenas 30km de ella se encuentran otros dos destinos que no se deberían de obviar, cadauno de ellos por motivos bien diferentes. Nara y Osaka son igual de opuestos como son la noche y el día, pero a la vez igual de interesantes. A continuación os explicamos el porque.
La primera capital permanente que tuvo Japón (Nara) es hoy en día uno de los destinos más interesantes de todo el país. De hecho, con 8 lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, Nara es la segunda ciudad (solo después de Kyoto) con mayor concentración de legado cultural del país.

image

Su historia se remonta al siglo VII, cuando en el país regía la religión Shinto la cual estipulaba que la capital debía moverse con la sucesión de los diferentes emperadores. Esta práctica murió bajo la influencia del Budismo y las reformas Taikas del año 646, cuando el país entero cayó bajo el control Imperial. Es entonces cuando se decide que una capital permanente debe ser construida y finalmente Nara es la escogida. Era el año 710. Sin embargo, curiosamente la condición de “permanente” le duró apenas 75 años cuando un monje consiguió convencer a la Emperatriz del momento para que moviera la corte a una nueva localización. Y esto llevó a establecer la nueva capital en Kyoto, tan solo 35km al norte.
Es precisamente por su cercanía a Kyoto y su tamaño pequeño que Nara es perfectamente visitable en una excursión de un día. Decenas de trenes conectan ambas ciudades en apenas 30 minutos y la mayoría de atracciones se encuentran en lo que se llama Nara-Koen, un agradable parque que ocupa la mayoría del lado Este de la ciudad.

image

El parque es de hecho la casa de aproximadamente 1200 ciervos, los cuales en tiempos anteriores al Budismo eran considerados mensajeros de los Dioses y hoy en día gozan del estatus de Tesoro Nacional, por lo que están protegidos. Tal es así que incluso estos deambulan a sus anchas dentro pero también fuera del parque en búsqueda de comida que puedan llevar los turistas. Y si no llevas, no te preocupes que existen cientos de puestos que te venderán “shika-sembei” (galletas para ciervos) para que los alimentes, al módico precio de 150 yenes (1,20€).

Ese fue nuestro caso, así que nos hicimos con un paquete de estas galletas y comprobamos de primera mano que los ciervos se vuelven locos por ellas! En un abrir y cerrar de ojos me vi rodeado de ellos, algunos me perseguían e incluso algunos “exigían” empujándome con sus astas… Ok, chicos! Con tranquilidad! Que genio! 😛 Solo pude respirar aliviado cuando las galletas desaparecieron de mis manos…

image

De entre todos los lugares de interés que contiene Nara, el más importante es el Daibatsu, o Gran Buda, el cual rivaliza como principal atracción de Japón junto con el Monte Fuji y el Palacio Dorado de Kyoto, de los cuales hablamos en anteriores posts.

image

Como bien indica su nombre, el Gran Buda es una gigantesca estatua de Buda de 15 metros de alto y 500 toneladas de peso! Es de hecho, una de las figuras de bronce mas grandes del mundo. Fue originalmente forjada en el año 746 y además de ser de bronce está también contiene 130kg de oro.
Resulta que además la escultura se encuentra en el interior de un templo, Todai-ji, el cual fue construido expresamente para dar cabida a ella. Y claro, con semejantes medidas ya os podéis imaginar cómo de grande es también el templo! Nada menos que casi 49 metros de altura por 57 metros de largo, convirtiendo al templo Todai-ji en el edificio de madera más grande del mundo!!! Toma ya! Pero aquí no termina la cosa, ya que increíblemente la presenta estructura reconstruida por última vez en 1709, no es más que simplemente dos terceras partes del tamaño original que tenía antaño el edificio! Cuesta creerlo! :O

image
Pero como bien comentamos al principio de este post, Nara cuenta con otros muchos lugares declarados Patrimonio de la Humanidad, todos dentro del parque y fáciles de visitar en un circuito de aproximadamente 5km que toma alrededor de medio día completarlo (incluyendo las visitas).
Algunos de estos lugares son por ejemplo los jardines Isui-en y Yoshiki-en, sin duda de gran belleza combinando, como es común en cualquier jardín japonés, la presencia de agua en forma de estanque con las distintas especies de árboles y una arquitectura exquisita! Si le preguntamos a cualquiera como le gustaría vivir una vez se retirase, seguro que está sería la imagen más cercana a lo que les gustaría.

image

Nigatsu-do y Sangatsu-do son dos sub-templos pertenecientes al complejo Todai-ji a los cuales se acceden a través de un precioso paseo colina arriba, uno de los más escénicos paseos de todo Nara. Los edificios se sitúan en lo alto de la colina, proporcionando unas bonitas vistas de los alrededores.

imageimage
Y finalmente, antes de despedirnos de Nara, visitamos el santuario de Kasuga Taisha, un bonito complejo fundado en el siglo VIII al cual se llega a través de un camino alineado con cientos de “linternas” las cuales se extienden hasta el interior mismo del templo.

image
Y si Nara significa hablar de historia, templos o tradicion, nuestro siguiente destino se puede definir exactamente como lo contrario.

Con casi 3 millones de habitantes, Osaka es una de las urbes más grandes del país y también una de las más modernas. Aunque no se puede hablar de que esta sea atractiva (su centro no es más que una extensión sin fin de “cajas de hormigón” y autopistas elevadas), lo cierto es que la ciudad consigue cierto encanto al caer la noche cuando sus estrambóticos locales y calles se iluminan con luces de neón a la vez que los restaurantes tientan a los paseantes con sus atrayentes aparadores de comida. Y es que si Osaka es famosa por algo es precisamente por el buen comer, resumido bajo la expresión japonesa “kuidaore“, algo así como “come hasta que te caigas redondo“.

image

¿Y dónde hay que ir en Osaka si queremos ver todo esto? La respuesta está muy clara: Dotombori Arcade!!! Esta calle situada paralela al río Dotombori-gasa, concentra la mayor vida nocturna de la ciudad. Con teatros, tiendas comerciales y decenas de restaurantes alineados a ambos lados, Dotombori Arcade tiene todo lo necesario para mantener entretenido a los amantes de las compras y del buen comer.

image

image
Los restaurantes en sí ya constituyen una gran atracción turística compitiendo en atraer clientes no sólo con la calidad de sus platos exhibidos en sus entradas sino además con elaborados y llamativos rótulos en sus fachadas!

También los restaurantes cuentan con distintas ofertas de menú: los hay que se paga por “sets” (platos combinados) dependiendo del número de unidades maki, sushi, etc. que contienen mientras que otros funcionan como buffet giratorio donde se paga según los platos que se consumen y su
categoría (ordenada según colores). Nosotros para la cena nos decidimos por esta modalidad y aunque nos liamos un poco con el sistema de precios por colores al final comimos unos 14 platos entre los dos por un precio razonable (2100 yenes, 18€).

Para nosotros ya había llegado la hora de coger el tren de vuelta a Kyoto tras pasar todo el día en Nara y Osaka, pero si se desea la ciudad ofrece entretenimiento más allá de Dotombori. Tan solo unas calles en dirección sur se encuentran clubs de striptease, bares de alterne y quién sabe qué más! 😉 Ah sí…los famosos salones de Pachinko que nos acompañaron hasta la estación de tren. Que no sabéis de qué hablamos…pues leed nuestros posts sobre Tokyo y lo averiguaréis! 🙂

imageimage

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s