Seguimos en Kyoto: pasado y presente

La mañana del tercer día en Kyoto fuimos a visitar una de las postales más típicas de todo Japón: el templo de Kinkaku-ji.

image
Aunque este es popularmente conocido como “el templo dorado” (por razones obvias) la verdad es que no siempre fue un templo. Originalmente el edificio fue la villa de retiro de Shogun Ashikaga Yoshimitsu, un shogun (comandante) quien en 1397 compró el terreno al quedarse enamorado del área y decidió construirse su villa.
No fue hasta que este murió, y siguiendo la voluntad de su testamento, que la villa fue convertida en templo por el monje Muso-kokushi, posteriormente primer abad. En esa época, el nombre del templo fue otro, Rokuon-ji, ya que derivaba del nombre que Yoshimitsu recibió al morir para “cruzar al otro mundo”: Rokuon-in-den.
Fue mucho más tarde que al templo se le acabó llamando Kinkaku-ji (templo dorado) y acabaría reconociéndose como Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1994.

image
El edificio está compuesto de 3 niveles (de los cuales los 2 primeros estan cubiertos completamente por láminas doradas) y esta rematado en la cubierta con un Ave Fénix. El primer nivel fue construido siguiendo el estilo Shinden de la aristocracia imperial del siglo XI, el segundo nivel fue diseñado acorde a la aristocracia guerrera, mientras que el último nivel es en estilo chino y es donde se guardan “supuestamente” reliquias de Buda (el acceso al templo no está permitido). En definitiva, el conjunto es una representación típica de la arquitectura del periodo Muromachi (1336-1573).
image
El templo forma parte de un conjunto de edificaciones repartidas a lo largo de un extenso jardín, del cual el estanque donde se ubica Kinkaku-ji es el centro. Como curiosidad mencionar que los islotes que se encuentran dentro del estanque son artificiales ya que fueron construidos con rocas donadas por varios señores provinciales del periodo. Esto es debido, principalmente, a que “el templo dorado” tuvo también durante su momento cumbre la función de “pabellón de invitados” dando la bienvenida a Emperadores y otros miembros de la nobleza.
image
Desde Kinkaku-ji y siguiendo dirección sudoeste nos encontramos con otro templo en el camino, Ninna-ji. En realidad, no se trata de un solo templo sino que es un grupo de edificios agrupados bajo un mismo recinto con extensas áreas ajardinadas entre ellos. Aunque el conjunto fue fundado en el año 842, la mayoría de edificios datan del siglo XVII incluyendo una pagoda de cinco plantas.

El siguiente templo que visitamos fue Tenryu-ji, construido en el 1339. Tiene un diseño sencillo y está rodeado por un pequeño jardín japonés por lo que no interesa mucho a los visitantes quienes se acercan hasta aquí atraídos por el archiconocido “Bosque de Bambú de Arashiyama” situado justo a la salida del templo.
Este pequeño bosque en cuanto a superficie se refiere, concentra en realidad una gran cantidad de cañas de bambú que se extienden en todas direcciones y a gran altura, creando un efecto bastante hipnótico al atravesarlo. Por muchas fotos que uno tome, podemos decir desde nuestra propia experiencia que las cámaras simplemente no pueden capturar la atmosfera mística del lugar. J

Finalmente, antes de anochecer, volvimos de nuevo al centro de Kyoto para hacer algunas compras. Y fue así, mirando tiendas, como conocimos un poquito más de la cultura japonesa. Descubrimos por ejemplo que el KIT KAT en Japón es de color “verde” ya que esta hecho con te. O que existen unos paraguas que se pliegan al revés para que no se rompan por los fuertes vientos, algo que podemos decir sería muy útil en Escocia (donde vivimos actualmente) y donde hemos perdido la cuenta de la cantidad de paraguas que se nos han roto por el mismo motivo.

Luego está el tema comida, del cual podríamos hablar un post entero! Los Wagashi son dulces japoneses tradicionales que se pueden encontrar con mil y una formas y en cientos de sabores. Por supuesto el sushi, sashimi, maki… o snacks tal como unos pequeños pulpitos de un color rojo súper intenso! Todo nos llama la atención y nos abre el apetito. 🙂

No hay que olvidarse que también existen platos apto solo para auténticos valientes. El más famoso es el Fugu, el famoso pez que le dio tantos problemas a Homer Simpson ya que contiene veneno y que si no se corta y prepara de la manera correcta puede tener consecuencias letales! 🙂 Pero hay otros menos conocidos e incluso horribles a la vista, como el Shirako, glándulas de pez macho llenas de esperma..(buaaa!!!) o el Namako, una especie de gusano de mar parecido a una babosa! Se dice que incluso los japoneses no se atreven a comerlo. Como os podéis imaginar nosotros nos abstuvimos de jugarnos la vida y optamos por comer cosas mas normales 🙂

Y si esto no fuera suficiente, también encontramos entretenimiento en los salones recreativos repletos de cientos de máquinas de juegos de las cuales la reina es la popular “máquina del gancho” conocida como UFO Catcher. Están por todas partes y los premios son de lo más variopinto: peluches, videojuegos, llaveros o hasta disfraces!
image
Y por último, también nos “culturizamos” en lo que respecta a los distintos tipos de atuendos que los japoneses suelen utilizar. Existen muchos tipos de prendas y complementos, pero la que la mayoría conocemos es el llamado Kimono. Estos están echos de seda, algodón o poliéster y tienen distintos estampados y adornos dependiendo de varios factores como por ejemplo la formalidad del evento al que se va a atender. El kimono se lleva con las sandalias llamadas “zori” y una tela que actúa de cinturón llamada “obi” la cual tiene una longitud de entre 3,5m y 4,5m.
Yukata sería la versión informal del Kimono, mucho más cómoda de vestir y más colorida. Esta echa con algodón y su precio es mucho más barato que el del kimono. Es por todo esto que las japonesas usan la Yukata a diario, mientras que el Kimono se guarda más para momentos especiales.
Y para acabar de complicarlo aún más existen multitud de complementos como son por ejemplo el “Eri-shin“, un plástico a modo de collar que se coloca en el cuello para darle forma a la tela o el “Tabi” que son los calcetines del Kimono.
¿Estáis echos un lío? Jejeje, no os preocupéis, porque no sois los únicos. Para que lo entendáis mejor aquí os dejamos el ilustrativo boceto esquemático que nos encontramos en el escaparate de una de las tiendas! 🙂

Nuestro cuarto y último día en Kyoto lo dedicamos a visitar el centro de la ciudad. Los principales atractivos aquí son el Castillo Nijo y el Palacio Imperial con sus jardines, sin mencionar por supuesto otros templos zen. Pero como de templos ya llevábamos visitados unos cuantos, preferimos dedicar el poco tiempo que nos quedaba a los dos primeros.
El castillo Nijo fue construido en 1603 como la residencia oficial del primer emperador imperial del clan Tokugawa, Iegasu, por lo que se utilizó un estilo ostentoso para demostrar su prestigio y poder.
image
Uno de los elementos más representativos del castillo es la puerta “Karamon” que da acceso al Palacio Ninomaru, dividido en 5 edificios con numerosas salas. Algunas de ellas tienen impresionantes pinturas en las paredes, pero si hay algo de verdad increíble es la belleza de los jardines que se extienden a lo largo de todo el recinto amurallado y que envuelven las distintas construcciones.
image

Igual de bonito nos imaginamos que sería el Palacio Imperial…y decimos nos imaginamos porque al final no pudimos visitarlo. 😦

Y es que para aquellos que están pensando hacerlo que sepan que la visita solo se puede hacer formando parte de un grupo con guía al cual se debe inscribirse uno previamente por internet. Esto se debe a que todavía hoy en día la familia real se aloja en el palacio Imperial cuando vienen a Kyoto. El problema es que apenas hay 3-4 grupos cada día y además divididos entre japonés o inglés, por lo que las plazas se agotan muy rápidamente. Nosotros lo intentamos unos 3 meses antes de viajar a Japón y ya no habían plazas!! Pero como leímos en la guía de viajes que es habitual dar entrada a los visitantes en el mismo día personándose en la entrada con mucha antelación pues pensamos que ahí teníamos una oportunidad, pero no siempre lo que cuentan las guías es cierto. Al final nos tuvimos que conformar con ver el exterior del recinto que no es poco: una de las entradas y el jardín del entorno.

Sin embargo, no todo iba a ser negativo, ya que de alguna forma los japoneses “se enteraron” que era mi cumpleaños 😛 y me prepararon un buen regalo de aniversario: ” un precioso desfile de personajes japoneses vestidos en sus trajes tradicionales” que arrancaba desde las puertas del Palacio Imperial.
El Jidai Matsuri o Festival de los Años, es uno de los 3 festivales más famosos que se celebran en la ciudad de Kyoto cada año junto con el Aoi Matsuri (Festival Malvarosa) y el Gion Matsuri (Festival del barrio de Gion).

image

image

Se celebra cada 22 de Octubre y su origen se remonta a 1895 cuando se creó con la finalidad de animar la moralidad de la gente de Kyoto después de que el emperador decidiese abandonar la ciudad para trasladarse a Tokyo.
El festival consta de un desfile en el que se conmemora la larga historia de Kyoto a través de las vestimentas típicas de las distintas épocas del pasado Imperial de Kyoto. Trajes que datan a partir del siglo VIII en adelante y que son tan variopintos que se necesitan de miles de personas para verlos todos! Es por eso que el desfile duró varias horas, empezando en el Palacio Imperial y terminando en el Santuario de Heian.

imageimage

Y no sólo vimos curiosos y extraños vestidos sino que también aparecieron divertidos espontáneos al finalizar el festival, como un motorista con un atípico compañero de viaje metido en su bolsa… Desde luego en Japón uno se puede encontrar lo más inesperado!
imageimage

Y con el final del festival es como terminamos nuestra estancia de 4 días en Kyoto, una increíble ciudad que una vez fue la capital de Japón durante varios siglos y de la que su cultura y arquitectura es reflejo. Desde luego EL LUGAR (con mayúsculas) a visitar para entender y conocer todo lo que es Japón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s