Las Cataratas de Iguazú

Después de pasar unos “calurosos” días en la capital argentina nuestro siguiente destino se encontraba en el noreste del país para ir a visitar uno de los parques nacionales más importantes y conocidos internacionalmente, el Parque Nacional de Iguazú, famoso por albergar uno de los conjuntos de cataratas más espectaculares del mundo!

Vista general cataratas de Iguaizú (imagen internet).
Vista general cataratas de Iguaizú (imagen internet).

El parque toma el nombre del río Iguazú que lo atraviesa más o menos por en medio y constituye la frontera física entre Argentina y Brasil. Es por ello que la maravilla de las cataratas la comparten ambos países y cadauno tiene su propio acceso para verlas con tickets de entrada diferentes. Aunque lo propio, dicen, es visitarlas desde ambos lados, nosotros decidimos hacerlo sólo desde uno para ahorrarnos dinero. El viaje por la Patagonia había sido más caro de lo previsto y necesitábamos empezar a priorizar qué cosas visitar, así que creímos que con visitar las cataratas desde un punto de vista era suficiente. ¿Y qué lado visitar? Pues la verdad es que fue fácil decidirlo. El 70% de las cataratas se encuentran dentro del territorio argentino mientras que sólo el 30% están en el ámbito de Brasil, pero no sólo es cuestión de superficie sino que además cada país ofrece una visión distinta de los saltos de agua. Desde Brasil se tiene una vista general en la distancia de las cataratas observándolas de frente y desde lo alto, en cambio, en Argentina la vista es más próxima haciendo que el espectador participe del espectáculo. Así pues, escogimos el lado argentino.

Para llegar hasta el Parque Iguazú tuvimos que realizar el enésimo viaje nocturno en bus (está vez de “sólo” 12 horas) entre Buenos Aires y Foz de Iguazú, la ciudad más próxima al parque del lado argentino. En este territorio es curioso observar que se produce una triple frontera marcada por el encuentro de dos grandes ríos, el Itaipú que transcurre de norte a sur separando a Paraguay de Brasil y Argentina, y el río Iguazú que con dirección este-oeste separa a Argentina de Brasil. Es por la presencia de estas dos grandes vías fluviales que toda la zona está llena con cientos de cataratas, las más espectaculares las de Iguazú. Y es más, son miles de millones los litros de agua que pasan por aquí que en Brasil construyeron una de las centrales hidroeléctricas más grandes del mundo, la presa Itaipú. Para su construcción se expulsaron de la zona a decenas de poblados indígenas que habitaban en estas tierras, además de cortar cientos de hectáreas de bosque y hacer desaparecer una cadena de cascadas existentes en el lugar. Una verdadera pena porque se dice que era un paisaje similar al de las cascadas de Iguazú.

Presa de Itaipú, una de las más grandes del mundo (imagen internet).
Presa de Itaipú, una de las más grandes del mundo (imagen internet).

El día que visitamos el Parque Iguazú no queríamos perdernos ni un sólo detalle, por lo que madrugamos para estar a la hora de apertura del mismo. Al entrar cruzamos andando una zona ajardinada llena de restaurantes y al final se llega a una estación donde un mini-tren espera para transportar a los visitantes a cualquiera de los 2 puntos del parque que ofrecen distintos circuitos y vistas de las cataratas.

Para evitar las aglomeraciones que se producen en las pasarelas para ver las cataratas, nos planificamos la visita al parque de manera que hiciésemos los recorridos al revés de la mayoría. Y el plan no pudo salir mejor! Subimos al primer tren que salía del día con los primeros turistas que estábamos en el parque y al llegar a la primera parada, “Estación Cataratas“, nadie bajó. Todo el mundo parecía querer bajarse en la segunda parada, “Estación Garganta del diablo“, atraídos por la idea de ver el lugar más impresionante del parque primero.

Así que no nos lo pensamos y bajamos de inmediato. El tren prosiguió su camino y nos encontramos sólos en el anden junto con los trabajadores que allí habían. Ellos nos hablaron de que en este punto habían dos circuitos para recorrer, uno el “circuito inferior” que ofrece vistas desde cerca del río y otro el “circuito superior” con pasarelas que transcurren en ocasiones por encima de los saltos.

Decidimos empezar por el superior que era más corto. Empezamos andando por un camino de tierra durante unas decenas de metros para después coger una pasarela de madera que quedaba a la derecha y se adentraba en el bosque. Poco a poco, un ruido que parecía muy lejano empezaba a oírse cada vez más fuerte hasta que llegó a convertirse casi en ensordecedor. Estaba claro, habíamos llegado a uno de los miradores, pero no veíamos las cataratas por la densa vegetación del bosque. Avanzamos unos metros mas y vimos que la vegetación se acababa para dar paso a un gran claro por donde entraba mucha luz. Caminamos hacia el y al asomarnos, allí estaban! Las Cataratas de Iguazú!

Las impresionantes cataratas de Iguazú!
Las impresionantes cataratas de Iguazú!

Era increíble ver aquella secuencia de cataratas una tras otra arrojando miles de millones de litros de agua al fondo del precipicio entre un paisaje verde repleto de vegetación y aves sobrevolando la zona. Si existió el Jardín del Edén donde Adán y Eva pecaron, aquello debía ser lo más parecido.

Tras unos primeros minutos donde uno se queda pasmado por el espectáculo, nos empezamos a mover y proseguimos el recorrido por la pasarela. Aquello no había hecho nada más que empezar, nos esperaban más puntos de vista. Y el siguiente no tardó mucho en llegar. Fue en el mirador que a los pies de la cascada Bossetti nos dejó contemplar con más proximidad lo que habíamos visto unos minutos antes. El agua se precipitaba al vacío a unos metros de nosotros y todo el ambiente estaba inundado por el vapor que se levantaba desde el fondo.

Vista desde lo alto de la cascada Bosseti.
Vista desde lo alto de la cascada Bosseti.

Durante el recorrido observamos que aunque el agua es el protagonista de este parque, hay otros aspectos como la fauna que también fueron interesantes de observar. Por ejemplo, la gran variedad de coloridas mariposas que habitan, aves, insectos, reptiles o mamíferos como los coatíes, un animal parecido al mapache y del que llegamos a ver hasta sus crías!

Miles de mariposas se pueden observar en el parque.
Miles de mariposas se pueden observar en el parque.
La diversidad de fauna es increíble.
La diversidad de fauna es increíble. Curiosa hormiga dorada!
Crías de coatí jugando por debajo de una de las pasarelas.
Crías de coatí jugando por debajo de una de las pasarelas.

De vuelta a la pista principal, caminamos hasta encontrarnos con unas escaleras que descendían lo que indicaba que estábamos a punto de iniciar el “circuito inferior“. Con un recorrido de 1,4 km este circuito recorre toda la orilla del río Iguazú y va acercando al espectador poco a poco hacia las cataratas.

Vista a lo lejos desde el circuito inferior.
Vista a lo lejos desde el circuito inferior.
Vista general un poco más de cerca.
Vista general un poco más de cerca.

El punto más interesante es cuando llegas al frente de las cataratas, las mismas que una hora antes habiamos visto desde arriba. Poco a poco nos vamos acercando a la cascada Bossetti en primer plano y las cascadas Adan y Eva que quedan a la izquierda, y es cuando te colocas prácticamente debajo de ellas que te empapas completamente en cuestión de segundos.

Vista de las cascadas Bossetti y Adán y Eva.
Vista de las cascadas Bossetti y Adán y Eva.
Impresiona ver tanta agua desde tan cerca!
Impresiona ver tanta agua desde tan cerca!

Una ducha fría que más de uno accedió a tomar para la foto, aunque con la calor que hacia aquel día se agradecía 😛

Vista de detalle y un servidor empapándose bajo una de ellas!
Vista de detalle y un servidor empapándose bajo una de ellas!

Ya al final del recorrido pasamos por los saltos más discretos de Chico y Dos Hermanas, que en cualquier lugar hubieran sido excepcionales pero que dentro de las maravillas que alberga este parque pasaban bastante desapercibidas para la mayoría de visitantes.

Cascada Dos Hermanas.
Cascada Dos Hermanas.

De vuelta a la “Estación Cataratas” cogimos el tren de nuevo para dirigirnos al final del parque y ver la que se considera la imagen más impactante de las cataratas: La Garganta del Diablo. El nombre no podría ser más irónico. ¿Cómo sino llamar a un precipicio rodeado de saltos de agua en todas direcciones por donde caen miles de litros por segundo y se produce un ruido que pone los pelos de punta? Pues eso era lo que nos esperaba, aunque nunca es lo mismo que te lo expliquen a verlo con tus propios ojos.

Pasarela de camino hacia la Garganta del Diablo.
Pasarela de camino hacia la Garganta del Diablo.

Al llegar a la estacion final, una pasarela nos condujo por encima de las “tranquilas” aguas del río Iguazú hacia el lugar. Nadie puede esperar atravesando ese paisaje que a la vuelta de la esquina aparezca una de las demostraciones de más fuerza de la naturaleza. A lo lejos empezamos a apreciar que un gran hueco se abre en el suelo, como si se lo hubiera tragado la tierra y al acercarnos, el hueco se vuelve enorme!

De repente, en medio de aquella gran superficie de agua aparece un agujero!
De repente, en medio de aquella gran superficie de agua aparece un agujero!
Y al llegar el agujero se hace inmenso! Madre mía!
Y al llegar el agujero se hace inmenso! Madre mía!
Uno no alcanza a imaginarse la fuerza que puede llegar a tener la madre naturaleza!
Uno no alcanza a imaginarse de lo que es capaz de crear la madre naturaleza! La belleza del lugar es increíble!

No hay palabras que puedan describir lo que uno siente al estar allí, a los pies de ese gran agujero y la cantidad de agua que cae por segundo. Una auténtica exhibición de la madre naturaleza que gracias a las infraestructuras que construyó el hombre en este parque es posible de disfrutar hoy en día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s