Un paseo por Guadalajara

Templo de San Francisco, Guadalajara.
Templo de San Francisco, Guadalajara.

Abandonamos el estado de Michoacán del que nos hemos impregnado de su interesante pasado histórico y su bella artesanía para adentrarnos en el estado de Jalisco, cuya capital es Guadalajara. ¿Recordáis al sanguinario conquistador español Núñez de Guzmán? ¿El mismo que acabó con los tarascos en Michoacán? Pues resulto que el mismo y una docena más de familias españolas se establecieron en las cercanías de la llamada Nochistán y la rebautizaron con el nombre de la Villa natal de Guzmán en España. ¿Sabéis cuál? Guadalajara! Y es que este ” tipo” hizo y deshizo a su antojo en México. Apesar de ello, los mexicanos no nos guardan rencor como cabía esperar, es más, la mayoría agradecen los valores y educación que los españoles trajeron consigo a su país. Dicen que ellos eran indios y que nosotros nos encargamos de civilizarlos.

Una de las calles comerciales del centro histórico.
Una de las calles comerciales del centro histórico.
Fila de gente comiendo frente un puesto ambulante de comida, en el centro histórico.
Fila de gente comiendo frente un puesto ambulante de comida, en el centro histórico.

El centro histórico de Guadalajara está animado a cualquier hora del día. Las calles peatonales son estrechas y la cantidad de tiendas que allí se concentran hace que se mueva mucha gente. La catedral es el edificio más importante de nuevo, y aquí tiene la particularidad de que se encuentra rodeada por 3 plazas: la Plaza de Armas, la Plaza de la Liberación y la Plaza Guadalajara, donde se encuentra su fachada principal.

Catedral vista desde la Plaza de Armas.
Catedral vista desde la Plaza de Armas.
Fachada principal de la Catedral desde la Plaza de Guadalajara.
Fachada principal de la Catedral desde la Plaza de Guadalajara.
Plaza de Armas con el museo regional de Guadalajara al fondo.
Plaza de Armas con el museo regional de Guadalajara al fondo.

Al este de aquí queda la Plaza Tapatía con el paseo que lleva hasta el antiguo hospicio de Cañada, un edificio con un bonito patio interior que esconde unos frescos impresionantes en la bóveda de su sala principal.

Uno de los murales pintados en las bóvedas del antiguo hospicio de Cabañas.
Uno de los murales pintados en las bóvedas del antiguo hospicio de Cabañas.
Cúpula principal del edificio.
Cúpula principal del edificio.

Al lado de este se encuentra el Mercado de San Juan de Dios  un mercado de puestos de artesanía del cual se dice que en las calles que le rodean hay grupos de mariachis que cantan a petición por 100 pesos la canción (6€). Nosotros vimos varios de ellos, pero iban sin instrumentos y parecían no tocar, simplemente conversaban bajo la sombra.

Esculturas cerca de la plaza Tapatía y el mercado de artesanía San Juan de Dios.
Esculturas cerca de la plaza Tapatía y el mercado de artesanía San Juan de Dios.

La zona oeste de la ciudad es la llamada Zona Rosa donde los establecimientos son de más categoría y donde se ubica la Universidad. Es por eso que por esta zona se ven más jóvenes.

Nuestro último día en la ciudad lo dedicamos al barrio de Zapopan, unos kilómetros al norte donde observamos que vive la gente de más poder adquisitivo. Un barrio lleno de concesionarios de coches deportivos, todoterreno, con urbanizaciones vigiladas, centros comerciales y edificios altos de oficinas. Uno de ellos es la famosa torre Cube de la arquitecta catalana Carme Pinós, que le supuso un salto cualitativo en su ya reconocida trayectoria al recibir nombrosos premios. Nos dejaron entrar a verlo por dentro, pero no hacer fotografías, por aquello de los derechos de autor.

En cualquier caso fue un privilegio poderlo ver en vivo y todo un detalle por parte de ellos permitirnos la entrada ya que estaba controlado con citas previas y tarjeta de acceso personalizada.

Torre CUBE de Carme Pinós.
Torre CUBE de Carme Pinós.

Por otro lado, vamos averiguando más cosas de la sociedad mexicana. Una de ellas es que vemos cada día infinidad de ofertas de trabajo colgadas en escaparates, oficinas, etc. mostrando los sueldos que ofrecen, que aquí son “semanales” o “quincenales” hablando de 900 pesos en el primer caso y 1500 en el segundo. Eso representa al mes ganar entre 4000 y 6000 pesos (unos 240 a 360 euros).

Y otra cosa que constatamos es que en el estado de Jalisco hay mucha más pobreza que en otros estados, no sólo porque es palpable en las calles, sino también porque las noticias en televisión aseguraban que un 40% de la población local la sufre. Por poner un ejemplo, nunca habíamos visto tanta gente vendiendo cachorros de perros en las calles, algo permitido al igual que la prostitución. Algunos parques se han convertido en lugares donde las mujeres se agrupan y deambulan esperando clientes, mientras familias pasan el día por los alrededores. Todo el mundo lo sabe pero está socialmente aceptado. Igual que los locales de alterne que se pueden encontrar en calles muy céntricas y peatonales, entre un restaurante y un supermercado por ejemplo, pero con unos pósters de mujeres provocativas en la entrada!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s